Complete this form and receive a comprehensive mesothelioma & asbestos packet with detailed information about where to get treatment, legal options, how to cope, and much more.





Have you or a loved one been diagnosed with Mesothelioma, lung cancer or an asbestos-related disease?

Privacy Policy

Asbestos was used for decades in construction and shipbuilding. If you or someone close to you has worked as a drywaller, pipefitter, or in the Navy, you may have been exposed to harmful asbestos fibers. Learn more >

Mesothelioma is a deadly, elusive cancer caused by exposure to asbestos. We provide free resources to help you understand diagnosis, treatment, and more. Learn more >

Dealing with asbestos-related disease can be hard. Finding the right doctor or hospital can make all the difference. Click here to see how we can help. Learn more >

Mesothelioma doesn't have to tear your family apart. We help you and your family get through this difficult time together. Click here to learn more. Learn more >

Abogados especializados en mesotelioma

Enfoque general del tratamiento del mesotelioma

El mesotelioma es una enfermedad huérfana, lo que significa que es muy poco común. Por año, sólo se diagnostican alrededor de 3.000 casos en los Estados Unidos. Si le diagnosticaron cualquier tipo de mesotelioma, es importante que encuentre especialistas que cuenten con la experiencia para tratar esta inusual enfermedad. Los
hospitales oncológicos más importantes
son, por lo general, el mejor lugar donde encontrar médicos y otros expertos, que puedan determinar cuánto tiempo hace que tiene la enfermedad (su estadio).
Entonces, ellos utilizan esa información para tener una idea de las opciones para el tratamiento.

Cuidados paliativos o de apoyo

Algunos tratamientos para el mesotelioma tienen como objetivo calmar el dolor e intentar prolongar la vida del paciente con la esperanza de que algún día se cure de la enfermedad. Otros de estos tratamientos conocidos como paliativos, tienen como fin meramente calmar los síntomas, y no el de tratar de detener el cáncer. La cirugía, la
radioterapia
y la quimioterapia
pueden ser utilizadas en ambos sentidos (como tratamientos y también como cuidados paliativos).

Usted puede elegir cuidados de apoyo o paliativos si la enfermedad se encuentra muy avanzada y su estado físico es demasiado frágil como para soportar la cirugía o la quimioterapia, o si decide que no quiere ningún tratamiento agresivo. Los pacientes con mesotelioma que escogen este tipo de cuidados, generalmente viven entre cuatro y nueve meses después de que se les diagnosticó la enfermedad.

A veces, los cuidados paliativos aparecen como la única opción, sin embargo, si usted quiere vencer el cáncer y le han dicho que sus alternativas son limitadas, es importante que busque una segunda opinión de otro equipo médico con experiencia en mesotelioma. Aunque este tipo de cáncer es una enfermedad muy poco común, se están desarrollando nuevos tratamientos. Asegúrese de conocer todas las opciones.

Tratamientos tradicionales del cáncer

Los métodos empleados para tratar esta enfermedad, como la radioterapia y la quimioterapia, son conocidos como modalidades. La terapia que combina más de una forma de tratamiento es denominada tratamiento de multimodalidad. Se cree que el tratamiento de multimodalidad es el que mejores probabilidades tiene de prolongar la vida del paciente. A la vez, es el más agresivo y complicado.

Ya hace un tiempo que el tratamiento tradicional del cáncer, que combina cirugía, quimioterapia y radioterapia, ha más que duplicado el índice de supervivencia de pacientes con mesotelioma a un promedio de 18 meses. Pero enfrentémoslo: 18 meses de vida, aun con un tratamiento agresivo, es una cifra atemorizante.

Gracias a la gran campaña de persuasión legislativa realizada por los abogados especializados en mesotelioma y otras personas que luchan por los derechos de las víctimas del mesotelioma, en los últimos años, se destinó más dinero para la investigación. Nuevos medicamentos para la quimioterapia y otros tratamientos están brindando más esperanza a los pacientes. Muchos pacientes con mesotelioma viven, en la actualidad, durante cuatro o cinco años. Se espera que en el horizonte aparezcan mayores índices de supervivencia.


Métodos para el diagnóstico

Algunos de los métodos que trabajan para diagnosticar mesotelioma, como
la paracentesis y la toracentesis
, son también considerados métodos de tratamiento, ya que drenan líquidos del pecho o de la cavidad abdominal. Esto puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor, y, como sucede en el caso de la toracentesis o la toracoscopia, aliviar la falta de aire.


Radioterapia

La radioterapia puede utilizarse para eliminar las células cancerígenas; sin embargo, no es posible erradicar todas las células cancerígenas sin poner en riesgo al paciente al destruir, al mismo tiempo, células sanas. Los efectos colaterales de la radioterapia incluyen fatiga, dificultad al tragar, falta de aire, problemas digestivos, pérdida de cabello, irritación en la piel y entumecimientos.


Quimioterapia

Durante la quimioterapia, se le suministran medicamentos al paciente ya sea vía oral o vía intravenosa. El tratamiento con los medicamentos tradicionales no ha sido eficaz en lo que respecta a la prolongación de la vida de los pacientes con mesotelioma, pero podrían estar cambiando. En 2004, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA según sus siglas en inglés) aprobó el uso de alimta, un medicamento nuevo, combinado con cisplatino. En las pruebas clínicas, la combinación de alimta y cisplatino tuvo éxito en la prolongación de la vida de los pacientes con mesotelioma por una mediana de tres meses.


Cirugía

Al igual que la mayoría de los tipos de cáncer, el mesotelioma tiene más posibilidades de ser tratado durante las fases más tempranas; sin embargo, es raramente diagnosticado antes de que hayan alcanzado fases más avanzadas. Cuando el mesotelioma se descubre en las fases más tempranas, la cirugía es la alternativa de tratamiento más recomendada; no obstante, eso sucede muy pocas veces. De hecho, sólo el 20 o 30% de los casos con mesotelioma son candidatos para este tipo de tratamiento.

Tratamientos complementarios y alternativos

Probablemente recuerde cuando, en la década de 1970, Steve McQueen fue diagnosticado con mesotelioma peritoneal maligno, se dijo que se habría retirado a México a probar tratamientos “alternativos” que no habían sido probados, aunque, desafortunadamente, no tuvo éxito.

Algunos tipos de tratamientos complementarios y alternativos pueden ayudarlo y tanto su médico como el hospital podrían recomendarle especialistas de confianza. Otros pueden poner su salud en peligro. Por lo tanto, es muy importante que consulte con su médico antes de probar cualquiera de estos tratamientos.

Los tratamientos complementarios y alternativos tienen enfoques no tradicionales como la utilización de la medicina holística, modificaciones en la dieta, acupuntura, hierbas, meditación o imágenes de guía que pueden ayudarlo en su lucha contra el cáncer de mesotelioma. Muchos pacientes con mesotelioma descubren algunos beneficios al ingerir una dieta saludable, incluyendo lo que sugiere la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer de que los pacientes con cáncer ingieran al menos cinco porciones de frutas y verduras diariamente. Además, pueden descubrir que las técnicas de relajación, como la meditación, pueden ayudarlos a reducir el estrés y a aplacar los efectos colaterales de la quimioterapia y la radioterapia.

Cuando se emplean estos tratamientos aislados, o en lugar de la medicina tradicional, reciben el nombre de tratamientos alternativos. Cuando se utilizan en combinación con la medicina tradicional, se los conoce como tratamientos complementarios o integrales.

La mayoría de las personas eligen las terapias complementarias. En la actualidad, algunos hospitales ofrecen la medicina complementaria o integral junto con los tratamientos tradicionales.

Es aconsejable que consulte con su médico antes de elegir cualquier tipo de tratamiento complementario, incluyendo las hierbas, vitaminas y suplementos nutricionales de venta libre, ya que incluso los remedios comunes podrían interferir con los tratamientos que se encuentra realizando. A veces, algunas hierbas no deberían ser ingeridas una o dos semanas antes de la cirugía; por ejemplo, pueden ser seguras cuando finaliza la quimioterapia, pero peligrosas mientras el tratamiento se encuentra en curso. Por lo tanto, asegúrese de que su médico sepa todo lo que usted tiene en mente. Él puede ayudarlo a decidir si usted puede optar por las terapias complementarias y en qué momento durante el tratamiento es seguro que lo realice.

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM según sus siglas en inglés), un sector dentro de los Institutos de Salud Nacionales, está comenzando a estudiar muchas de estas prácticas para descubrir las formas de incluir prácticas complementarias y alternativas comprobadas, en combinación con las prácticas convencionales y para incentivar la investigación de las prácticas comprobadas en la facultad de medicina y enfermería.


Nuevos tratamientos y pruebas clínicas prometedoras

Las pruebas clínicas son unas de las últimas etapas que el nuevo tratamiento contra el cáncer debe atravesar antes de que se anuncie al público en general. Por lo general, utilizan tratamientos contra el cáncer (la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia), pero en diferentes formas, para tratar de descubrir curas más eficaces. Dentro de las otras pruebas clínicas para el mesotelioma se incluyen los nuevos medicamentos o terapias experimentales como la terapia fotodinámica, la terapia genética así como también otras alternativas experimentales.

Muchos de los centros para
el tratamiento contra el cáncer
y laboratorios están llevando a cabo pruebas clínicas con la esperanza de que se ayude a que los pacientes con mesotelioma vivan más. Usted podría ser una persona adecuada para participar en una de ellas. Consulte con su médico por los diferentes tratamientos experimentales en los centros para el tratamiento contra el cáncer donde está recibiendo su tratamiento, o en otros centros del país.

Para que usted sea elegido para las pruebas clínicas es preciso que cumpla con ciertos requisitos. Por ejemplo, podría ser necesario que se encuentre en determinada fase de la enfermedad para que pueda participar. Es importante que consulte sobre estas pruebas lo antes posible con su equipo médico, busque información en internet y se contacte con los centros contra el cáncer.

Existen beneficios y desventajas en el hecho de involucrarse en una prueba clínica, sin embargo, muchas personas consideran que el beneficio de poder probar un medicamento nuevo, que sea lo suficientemente prometedor como para ameritar una prueba clínica, pesa más que las consecuencias negativas.

Nuevos medicamentos para la quimioterapia
Uno de los nuevos medicamentos que ha demostrado ser satisfactorio en las primeras pruebas es la coramsina. Estudios realizados en animales revelaron que la coramsina es eficaz tanto en lo que respecta a la reducción del índice de crecimiento del tumor como para evitar el desarrollo de más células cancerígenas. El laboratorio que produce la coramsina está por comenzar a realizar las pruebas en seres humanos.


Inmunoterapia

Uno de los tratamientos más tradicionales contra el cáncer ha sido el empleo de los químicos producidos por el sistema inmunológico del cuerpo contra las células cancerígenas. Entre los más comunes, se encuentran el interferón y la interleuquina-2. Mientras que son eficaces en la mayoría de los tratamientos contra otros tipos de cáncer, han tenido un éxito limitado en el tratamiento del mesotelioma. Recientemente, no obstante, los investigadores descubrieron que al introducir interleuquina-2 directamente en la zona que se encuentra entre los pulmones y las costillas podría retardar el crecimiento de tumores. Hay varias pruebas clínicas en curso.


Terapia con calor

Las pruebas clínicas han demostrado que las células del mesotelioma son más susceptibles a los medicamentos contra el cáncer que se calientan a temperaturas mayores a los 109 grados. Esto puede lograrse de dos maneras. La primera se trata de calentar los medicamentos antes de inyectarlos. La otra es calentar la cavidad pleural antes de que sean inyectados.

Terapia genética
Se están investigando cierta cantidad de diferentes terapias genéticas. Una de las más prometedoras involucra el cambio de la estructura genética de un virus para que, de esta forma, las células invadidas por el virus sean más susceptibles a los medicamentos utilizados en el tratamiento del cáncer.


Terapia fotodinámica

Esta terapia está siendo estudiada para emplearla contra varios tipos de cáncer, incluyendo el mesotelioma maligno. Incluye la inyección de una sustancia sensible a la luz en la cavidad pleural. Las células cancerígenas absorben las moléculas de esta sustancia, haciéndolas susceptibles a la luz. Luego, se las coloca bajo un láser de baja intensidad o una luz de alta intensidad que destruye las células del mesotelioma.

Usted puede encontrar aquí más información sobre
ensayos clínicos para el tratamiento del mesotelioma
.

home  |  asbestos  |  mesothelioma  |  treatment  |  legal options  |  veterans  |  clinical trials  |  press  |  helpful resources  |  contact us  |  articles  |  blog  |  about  |  locations  |  sitemap  |  Log in
Copyright © 2004-2011 This Website has been prepared solely for the purpose of providing information about Williams Hart Law Firm, L.L.P., and the services and products it offers. Click here for the full disclaimer. Attorneys are licensed only in the state of Texas unless otherwise indicated in the biographical section. Past performance is no guarantee of future results. Williams Hart's primary office is located in Texas. Terms of Use.
8441 Gulf Freeway, Suite 600, Houston, TX 77017-5051 -- 800-781-3955