Complete this form and receive a comprehensive mesothelioma & asbestos packet with detailed information about where to get treatment, legal options, how to cope, and much more.





Have you or a loved one been diagnosed with Mesothelioma, lung cancer or an asbestos-related disease?

Privacy Policy

Asbestos was used for decades in construction and shipbuilding. If you or someone close to you has worked as a drywaller, pipefitter, or in the Navy, you may have been exposed to harmful asbestos fibers. Learn more >

Mesothelioma is a deadly, elusive cancer caused by exposure to asbestos. We provide free resources to help you understand diagnosis, treatment, and more. Learn more >

Dealing with asbestos-related disease can be hard. Finding the right doctor or hospital can make all the difference. Click here to see how we can help. Learn more >

Mesothelioma doesn't have to tear your family apart. We help you and your family get through this difficult time together. Click here to learn more. Learn more >

Abogados especializados en mesotelioma

Asbesto – Perspectiva general de un milagro devastador

El asbesto es una sustancia cancerígena (es decir, que provoca cáncer), y es la única causa conocida del cáncer terminal de
mesotelioma
, al igual que otras enfermedades y afecciones relacionados con dicha sustancia. Este mineral ha sido muy utilizado durante más de cien años en la construcción de edificios y barcos, y en las industrias manufactureras y del transporte.

Debido a su notable versatilidad, elasticidad y resistencia al fuego, el asbesto ha sido llamado el “mineral milagroso” y adquirió tal popularidad que ha sido utilizado en más de 3.000 productos, que incluyen materiales aislantes, aerosoles y pinturas ignífugos, fibrocementos reforzados, guantes, calcetines e indumentaria retardantes de la acción del fuego, recubrimientos vinílicos para pisos, fieltro de asbesto encordado para tableros y accesorios eléctricos, guarniciones para frenos, mantas y pijamas.

Ya en 1897, el asbesto era considerado peligroso para la salud de quienes inhalaban el polvo que se originaba al romperlo y manipularlo; sin embargo, las industrias de todo el mundo continuaron utilizándolo, por lo general,
sin el menor intento de proteger a sus empleados
de la inhalación de ese polvo mortal. En 1970, cuando el gobierno de los Estados Unidos reconoció oficialmente el asbesto como un peligro dentro del lugar del trabajo, ya habían sido expuestos a él diariamente millones de empleados, sus familias y su comunidad.

El peligro más conocido de la exposición al asbesto es un tipo de
cáncer llamado mesotelioma
: una especie de cáncer del revestimiento que cubre los pulmones, el corazón y el abdomen. Aparece cuando una persona respira o traga polvo o fibras de asbesto, las que se alojan en la membrana pulmonar o estomacal y allí permanecen durante años antes de que sea evidente el daño que producen. El período latente -es decir, el tiempo entre la exposición a la sustancia cancerígena y la manifestación de la enfermedad- del mesotelioma es aproximadamente de entre 15 y 50 años. Además de provocar mesotelioma, la exposición al asbesto causa
asbestosis
, placas pleurales,
cáncer de pulmón y cáncer gastrointestinal.

MIentras que la mayoría de los casos de mesotelioma se deben a la exposición crónica al asbesto durante largos períodos, existen algunos casos en los que la exposición fue durante un corto plazo. El daño provocado por el asbesto no se restringe a aquellos que trabajaron en directa relación con él. Los familiares de quienes trabajaban con el mineral estaban expuestos, de manera indirecta, a las fibras de asbesto que los obreros llevaban a su casa en la ropa. Las personas que vivían cerca de minas de asbesto y centros industriales que lo utilizaban diariamente estaban expuestas al mineral, y en muchas de esas áreas, el índice de mesotelioma es muy superior al promedio a nivel nacional, incluso en personas que no trabajaron en esas industrias.

Se estima que, solamente en los Estados Unidos, mueren diez mil personas por año a causa de enfermedades producidas por asbesto. La expectativa de vida promedio de un paciente diagnosticado con mesotelioma maligno es de nueve meses, y la atención clínica de un familiar con mesotelioma para ese período puede llegar a costar más de 500.000 dólares.

Los sorprendentes costos del mesotelioma y de otras enfermedades relacionadas con el asbesto, al igual que la evidente historia de la negligencia por parte de la industria del asbesto, produjeron más demandas que casi ningún otro tipo de lesión industrial.

La primera demanda en relación al asbesto conocida fue resuelta en Massachussets en 1926, cuando el Massachusetts Industrial Accidents Board (Consejo de Accidentes Industriales de Massachussets) indemnizó a un obrero por padecer una enfermedad producida por este mineral. Para el año 2004, casi el 6% de todas las demandas por lesiones presentadas fueron por mesotelioma u otras enfermedades relacionadas con el asbesto. En aquellos estados donde se lo explota o donde se asentaban industrias que lo utilizaban en grandes cantidades, el número de demandas es aun mayor.

Las peculiares circunstancias que rodean al mesotelioma y al asbesto hacen que sea difícil probar quién es el responsable de la exposición al asbesto. Debido a que la asbestosis puede tardar hasta 40 años en manifestarse,
presentar pruebas sobre la responsabilidad en una demanda
podría significar meses de investigación para rastrear tal exposición. Los abogados que trabajan con el tema del mesotelioma enfrentan las complejidades de la ley y los procedimientos en casos que a veces involucran a los defendidos en varios estados y jurisdicciones diferentes.

Los bufetes de abogados que se especializan en demandas por asbesto y mesotelioma deben contar con mucha experiencia en leyes que cambian y evolucionan incluso mientras ellos preparan la causa. Tanto el gran número de demandas por mesotelioma como las complejidades para probar la exposición y el daño han impulsado a que muchos estados así como también el gobierno de los Estados Unidos decretaran leyes especiales referentes a los casos relacionados con lesiones. Algunos estados aprobaron leyes que limitan los derechos de los que tienen mesotelioma para presentar demandas, o que amplían la ley de prescripciones para presentar una demanda por mesotelioma. Existen muchas representaciones de la ley federal diseñadas para limitar cuánto un demandante puede llegar a recuperar por los daños, y asegurar que existe un
fondo para pagar por esos daños
.

En resumen, la obtención de un resarcimiento adecuado por las lesiones en una demanda por mesotelioma depende básicamente de contar con un bufete de abogados especializado que esté de su lado. Existen muchos caminos para buscar en la demanda por asbesto, y elegir el mejor enfoque para cada caso es un tema de experiencia y conocimiento. Los trabajadores ferroviarios que fueron diagnosticados con mesotelioma, por ejemplo, podrían ganar el pleito según la Federal Employees Liability Act (FELA, Ley Federal de Responsabilidad del Empleado). Un demandante a quien le adjudican perjuicios por una enfermedad causada por el asbesto, como, por ejemplo, asbestosis, podría dirigirse nuevamente al Tribunal si desarrolla en un futuro un mesotelioma maligno. En algunos estados, el demandante podría conseguir mejores oportunidades de ganar un pleito como parte de una acción conjunta en una demanda por asbesto. Un abogado con experiencia en mesotelioma puede resolver las complejidades del litigio por asbesto para determinar el mejor enfoque de cada caso en particular.

Los abogados especializados en mesotelioma del bufete de abogados Williams Kherkher Law Firm son expertos gracias a la experiencia adquirida durante décadas, y pueden asegurarle a cada cliente en particular ganar la justa querella causada por lesiones o enfermedades; con 30 abogados y 150 empleados asistentes legales, Williams Kherkher se encuentra en posición de trabajar con cada cliente a partir del descubrimiento del origen de la exposición hasta la negociación de un acuerdo. Hemos ayudado a miles de clientes con enfermedades relacionadas con el asbesto durante más de 20 años de ejercicio.

Si a usted o a alguna persona de su familia le han diagnosticado mesotelioma u otra enfermedad relacionada con el asbesto, es importante que se ponga en contacto con un bufete de abogados que cuente con experiencia en el tema para investigar sus derechos bajo las leyes cambiantes. Mientras que el Congreso y las empresas aseguradoras trabajan para aumentar las restricciones y hacer más difícil que usted obtenga una compensación por los gastos médicos, un abogado especialista en mesotelioma puede ayudarlo a obtener el resarcimiento y el apoyo al que su familia tiene derecho.

home  |  asbestos  |  mesothelioma  |  treatment  |  legal options  |  veterans  |  clinical trials  |  press  |  helpful resources  |  contact us  |  articles  |  blog  |  about  |  locations  |  sitemap  |  Log in
Copyright © 2004-2011 This Website has been prepared solely for the purpose of providing information about Williams Kherkher Law Firm, L.L.P., and the services and products it offers. Click here for the full disclaimer. Attorneys are licensed only in the state of Texas unless otherwise indicated in the biographical section. Past performance is no guarantee of future results. Williams Kherkher's primary office is located in Texas. Terms of Use.
8441 Gulf Freeway, Suite 600, Houston, TX 77017-5051 -- 800-781-3955 | John Eddie Williams + | Find us on Google+